Hace unas semanas tuve una interesante entrevista con el experto en ventas Javier Mesas. Él no es un experto en ventas cualquiera, es experto en la venta humanizada y nos regaló entre otras cosas, interesantes y sencillos tips para poder realizarla que quiero compartirlos contigo, porque sé que te van a ser muy útiles de ahora en adelante.

Aunque en el libro Autoconocimiento Millennial he hablado acerca de la venta basándome en la teoría del Cerebro Triuno, Javi nos profundizó mucho más en el tema. De hecho, quiero iniciar con muestra de ello parafraseándole. En gran porcentaje las personas que “te compran”, lo hacen casi literalmente, pues lo hacen más por lo que les has transmitido que por el mismo servicio/producto que ofreces.

La confianza en nosotros mismos y en eso que estamos vendiendo es muy importante. Pero el crear la confianza con la otra persona crea un nexo que facilita mucho más el camino. ¿Pero cómo podemos hacerlo?

  • Genuidad:

El mostrarnos tal cual como somos, ser transparentes y naturales permite que ese cliente ideal también se abra y sienta esa confianza de poder ser natural. Así que esta es una gran herramienta para “romper el hielo”

  • Empatía

Con la empatía (eso que nos permite ponernos en el zapato del otro) logramos comprenderle y aceptarle como ser humano. No se trata de un cliente más.

  • Honestidad y humildad

Puede que tengas un maravilloso producto, pero puede que a esa persona no le sea tan útil por diversas razones. No ocultes información ni engañes para hacer una venta. Recuerda que un cliente satisfecho te recomendará. Pero uno insatisfecho, no dará las mejores referencias. De hecho, si es necesario recurrir a tu “competencia” no temas hacerlo.

  • “Seguimiento vs. Perseguimiento”

Este punto básicamente nos habla que la relación de nuestro comprador no termina con la venta, más bien inicia con ella. El servicio post-venta es genial, pero…¿y su fecha de cumpleaños? O felicitarle en días importantes; o un simple saludo un día cualquiera. Así, como si se tratará de un amigo. Ojo, para esto es recomendable hacerlos personalizados en la medida de lo posible. Recuerda que queremos que sea especial.

Evita que se convierta en algo pesado. No se trata de hablarle todos los días, ni semanas, ni mucho menos sólo de descuento u ofertas que posiblemente tengamos. En momentos puntuales será suficiente para que te recuerde con afecto.

Ah…claro, hay una base que no puede faltar en las ventas, y no lo pongo como tip porque es casi una obligación. Se trata de la pasión por lo que haces. La pasión, eso que vendes, te puedo asegurar que es el motor que te permite conseguir hacer todas las demás. Porque puedes ser una persona genuina, empática, honesta y atenta, pero si no te gusta mucho a lo que te dedicas, no le pondrás toda la energía. Y esto, además de recomendarlo Javi, lo he vivido en experiencias anteriores.

Como ves, estos tips no sólo son útiles o necesarios en las ventas humanizadas, sino que también en nuestra vida personal. No hacen más que traer beneficios.

¿Has aplicado ya la venta humanizada y no lo sabías? Déjalo en los comentarios. Te leo