¿Qué haces habitualmente para ventilar tus emociones?

Si, así mismo. Como cuando abrimos las ventanas de nuestra casa cada cierto tiempo para que pueda circular el aire, así nuestras emociones también necesitan tener su espacio para poder darles esa salida y poder canalizarlas.

No siempre es fácil, porque no sabemos cómo hacerlo, porque reprimimos las emociones o no sabemos qué nombre tiene eso que estamos sintiendo.

Para explicar la técnica de la Ventilación Emocional, primero quiero decirte los tres mitos que se suelen creer y que muchas personas les puede limitar realizar esta técnica.

Mito 1: “Hay emociones negativas y emociones positivas”, este mito lo escucho mucho en las personas. La realidad es que no existen emociones negativas ni positivas. Todas forman parte de nuestra naturaleza y son necesarias en nuestra vida.

Mito 2: “Si no le prestó atención a la emoción, seguro desaparece”; y resulta que el no expresar las emociones no hará que se desaparezca. Más bien, puede desencadenarnos malestares físicos.

Mito 3: “Si expresó mis emociones, pueden hacerse permanentes”. Darnos el permiso de ventilar las emociones, no hace que la emoción se haga permanente. Todo lo contrario, permite que la canalicemos y le demos esa salida que está buscando. Porque esa es su proceso natural y obviamente el más sano.

 Entonces ya sabes que a partir de hoy tu objetivo no es tapar las emociones o darles la espalda como si no existiera, sino darles ese espacio que necesitan.

Mujer expresando fuertes varios sentimientos y emociones vector gratuito
La Ventilación emocional es re-conocer las emociones para canalizarlas

¿Cómo podemos aplicar la Técnica de Ventilación?

Si quieres hacer la técnica de la Ventilación Emocional con una persona de extrema confianza, es una muy buena elección. Pero sí prefieres hacerla con un terapeuta, sería muchísimo mejor porque te puede guiar de una manera profesional sin mezclar los sentimientos. Sin embargo, también puedes hacerlo solo o sola.

Esta sencilla y profunda técnica se basa en la introspección, es cómo hacernos un escaneo emocional. Te invito a que lo hagas en forma de preguntas que se adapten a ti, aquí te dejo algunas que te pueden servir de guía:

  • ¿Qué me ocurre?
  • ¿Como me siento? (Ponerle el nombre esa emoción. Recuerda que las emociones básicas son: la alegría, la tristeza, el miedo, la rabia y el asco).
  • ¿Qué trato me doy, cuándo y por qué?
  • ¿Puedo mejorar mi situación?
  •  ¿Qué puedo hacer al respecto?
  • ¿Qué depende de mí?
Ilustración del concepto de diario vector gratuito
La escritura es muy rica para el autoconocimiento.

 Esta técnica de la Ventilación Emocional la podemos hacer mediante la escritura. Una técnica que es muy buena y muy rica en cuanto al autoconocimiento, porque lo integramos mucho más fácil y nos ayuda a fluir más. También lo podemos hacer a través del espejo, teniendo una conversación cara a cara con nosotros mismos. Así vas a poder tener una conversación mucho más profunda y sin juzgarte.

En resumen, al ventilar tus emociones, podrás liberarte de algunas ataduras que no te están permitiendo ahora mismo avanzar en alguna área de tu vida, y no te estás dando cuenta. Así como también liberarte de pesos y cargas innecesarias que estén afectando tu salud.