Hoy me quiero centrar en este tema porque aún noto que para muchas personas suele ser muy confuso. Y no los culpo, porque la verdad suelen ser similares en algunos puntos, al final las tres profesiones hacen de acompañante para otras personas en su cambio y mejora; y hasta a mi, en su momento me costo comprenderlo.

Y creo que es muy, pero muy importante conocer estas diferencias para tenerlas como referencia a la hora de saber cuál ayuda debemos buscar según lo que necesitemos en el momento.

Así que, no se trata de que hay una mejor que otra o una más fácil o rápida que otra.  Todo va a depender sólo de la persona, de lo que esté necesitando al momento. Recuerda que el ritmo de cada uno puede ser diferente.

Psicóloga visitante mujer vector gratuito

Psicología

Existen diferentes ramas de la psicología como es la Gestalt, cognitiva-conductual, psicoanalista, humanista, sistémica, etc. Los pacientes no siempre van con un objetivo concreto a las terapias, simplemente tienen un desequilibrio que quieren trabajar. Incluso muchas veces van con su tema específico y resulta que el que debe trabajarse es otro totalmente diferente. Es decir, que lo que nos molesta realmente no es lo que creemos sino algo más profundo que no podemos ver.

Se trabaja con el pasado o con el “aquí y ahora” dependiendo de la corriente que utilice el psicoterapeuta. El objetivo principal de las terapias psicológicas es ayudar al paciente a descubrirse y aportarle a su crecimiento personal. El terapeuta es un guía que puede ver desde afuera su incomodidad y le brinda herramientas para sanar o mejorar.

Gestión de personal, definición de perspectivas, orientación a objetivos. organización del trabajo en equipo. coach de negocios, ejecutivo de empresa y personajes de dibujos animados de personal vector gratuito

Coach

Su significado y labor es de “entrenador”. Trabaja a través de un objetivo en concreto que trae su (cliente) y está orientado al futuro de este. Es decir, que a diferencia de la psicología, debe centrarse en ese tema en concreto, ayudar al otro a fijarse metas personales y/o profesionales, etc. Además, que le da herramientas para descubrir sus habilidades y capacidades para utilizarlas a su favor y finalmente conseguir su objetivo, su meta. El coach es un guía que trabaja por el futuro de quien lo reciba.

Existen muchos tipos de coaches, que se dedican a aportarles a las personas en diferentes áreas: profesional, deportivo, alimentación, personal e incluso digital, entre muchos otros.

Mentoring:

A diferencia de los anteriores, el mentor/a aporta su experiencia y conocimiento en un determinado tema que maneje con mucha soltura para ayudar a otra persona a que logre su objetivo. Es decir que en este caso el conocimiento se obtiene de forma externa, no interna.

Otra gran diferencia con respecto a la psicología y el coaching, es que el mentor da consejos y recomendaciones basados en su experiencia y los otros profesionales tienen como fin que el paciente/Coachee encuentre su propia respuesta. En el caso de las emociones, el mentor es el único que permite crear lazos emocionales.

Entonces, si hablamos de un tema netamente emocional como por ejemplo: depresión, ansiedad, pareja, familia, fobias, entre otros, te recomendaría buscar un psicólogo que te ayude a buscar entre tu historia la causa de tu incomodidad actual.

En el caso que estés viviendo un problema muy puntual que quieras mejorar como por ejemplo: mejorar profesionalmente, cuidar más tu cuerpo y alimentación, un tema personal específico que quieras mejorar o incluso conocer más del mundo digital, podría irte mejor con un coach que vaya directo al grano.

Y si en cambio quisieras afilar mejor tus habilidades y conocimientos en un tema específico, te recomiendo un mentor o mentora. Por ejemplo, en las películas de Karate Kid, claramente el Señor Miyagi hacía de mentor de Daniel LaRusso, donde le aportaba su conocimiento y sus técnicas para ayudarle a mejorar en Karate y además en su crecimiento personal.

¿Con cuál te has identificado más? Te leo