Si estás en el camino de emprender, estoy casi segura de que has viajado en algún momento en la montaña rusa emocional del emprendimiento. Si, esa que a veces no es tan divertida y que genera cierto miedo. Por eso hoy quiero decirte cómo encontrar el origen del malestar en tu emprendimiento para que puedas atenderlo y aceptar sus mensajes.

Estos altos y bajos son momentos de ansiedad y estrés, que pueden aparecer a lo largo de nuestras vidas y si no los atendemos a tiempo, se convertirán en mecanismos de auto sabotaje o incluso en malestares físicos.

Por ejemplo, cuando tenemos dolor de cabeza tomamos algún medicamento para aliviar de inmediato ¿Será esa la mejor solución?

La realidad es que, según Goleman y Freud, la mayoría de las dolencias físicas tienen una causa o factor psicológico.

Basándome en esto, te podría decir que gran porcentaje de las enfermedades vienen con un mensaje para nosotros, una invitación a crecer. Este enfoque no es nuevo, pero aún es poco conocido. Por eso hoy te hablo de él.

Ilustración del concepto de estrés vector gratuito

 El estrés, ¿qué es?

Es el miedo al presente y se trata de una respuesta fisiológica del organismo que surge cuando el cerebro interpreta una amenaza. Es decir, si nuestro bienestar se encuentra en peligro, el cuerpo busca combatirlo. Cómo ves, es temporal y saludable, mientras sea adaptativo, porque su objetivo es darles salida a esos factores estresantes.

Sin embargo, se habla de estrés crónico cuando somos incapaces de solucionar determinadas situaciones y se prolonga en el tiempo (semanas o meses). Llegando a acostumbrarnos a ellas y perjudicando nuestra salud física.

Como por ejemplo: dolores de cabeza, presión arterial alta, pérdida de memoria, irritabilidad, insomnio, etc.

Y entonces, la ansiedad…¿Qué es?

Suele confundirse con el estrés, la ansiedad está asociada al miedo al futuro. Se desconoce con claridad el origen de la misma, por lo que le cuesta identificarla y perdura en el tiempo. Algunos síntomas con los que se manifiesta, pueden ser: pies o manos frías, húmedas o temblor, fatiga problemas estomacales, sudoración, etc.

Gente diminuta y hermoso jardín de flores dentro de la cabeza femenina aislada ilustración plana. vector gratuito

Ninguna de ellas es buena o mala. Recuerda que todo va a depender de cómo las gestiones. Para saber cómo comenzar a atender las emociones que te surgen en el emprendimiento, te dejo el enlace al capítulo del podcast Píldoras de Autoconocimiento dedicado a la técnica de la Ventilación Emocional, que es muy útil para estos casos.

¡Espero lo disfrutes!

Y si además quieres saber aún más de este tema, te dejo el enlace a mi libro Autoconocimiento Millennial donde te facilito más información e incluso algunas preguntas que podrás responderte.

Sé que no suena fácil y que existen muchas soluciones externas (tés, medicamentos, etc.). Ten en cuenta que, aunque silencies ese mensaje, este te puede llegar de otra manera. En la mayoría de las veces más grande, hasta que los atiendas. Así que, emprendedor/a: una de tus herramientas para avanzar en tu pasión, y el cuidado de tu salud emocional.

Cuídala y escucha a tu cuerpo.