Todos en nuestro idiomas sabemos hablar, pero pocos sabemos comunicarnos. Lo que si ya sabrás es que las palabras cumplen sólo un 7% de la comunicación y el otro 93% forma parte el lenguaje no verbal y la entonación que utilicemos. 

Las habilidades de comunicación son útiles para nuestra vida en general, y eso no deja de lado las entrevistas de trabajo. Al final de cuentas, son un espacio donde nos permiten darnos a conocer y utilizarlos de manera correcta puede darnos mayor oportunidades de ser tomados en cuenta.

Entonces cuando estamos buscando empleo, la comunicación debe ser nuestra mayor herramienta. Una de las mayores causas de los problemas es la falta de comunicación. Tanto, que  pueden evitar que  puedas transmitir tu mensaje a la empresa que te entrevista.

  •  ¿Cómo es tu comunicación?
  • ¿Cuántas veces una mala comunicación ha bloqueado tus objetivos? 
  • ¿Cuántas veces una buena comunicación ha contribuido a tu meta?

Hacernos estas preguntas nos ayudan a autoevaluarnos para saber dónde y cómo podemos empezar. Tener habilidades de comunicación nos facilita la construcción de relaciones interpersonales, equilibradas, positivas haciendo que las interacciones con otras personas sean fluidas. También la compresión de los mensajes que queremos transmitir.

Cuando estás en una entrevista de trabajo tu objetivo es persuadir al entrevistador con una adecuada comunicación verbal y no verbal ajustada al ambiente en el que se está produciendo la comunicación. Así, en el escenario de la búsqueda de empleo es recomendable que prepares un discurso ordenado, coherente y acorde a tu CV que dará confianza a tu perfil. 

Y por si fuera poco, las habilidades comunicativas son muy solicitadas en las empresas. Por eso en este blog nos vamos a centrar en las 8 habilidades de comunicación que necesitarás en una entrevista laboral.

1. Escuchar

Aunque suene paradójico, tener la habilidad de escuchar es la base para ser un buen comunicador. Para ello debes practicar la escucha activa, donde debemos prestar mucha atención a lo que nos dicen, pudiendo hacer preguntas aclaratorias y reformular lo que dice para asegurar la comprensión, y por tanto el ajuste de tu respuesta. 

Este es el lado flaco de las entrevistas. Los/as candidatos/as no saben aplicar la escucha activa. Lo que minimiza las oportunidades de generar interés en el/la entrevistador/a porque responderás con una información distinta a la que se trata de evaluar. 

2. Comunicación no verbal

El lenguaje corporal, el contacto visual o la gesticulación son imprescindibles a la hora de transmitir correctamente un mensaje. Manteniendo la coherencia de la conversación, puedes apoyarte en estos consejos

  • Mirada: mantén el contacto visual con tu interlocutor para mantener la atención de este en tu mensaje.
  • Postura: Mantén una posición firme y segura.
  • Sonrisa: Sonríe siempre que la conversación lo amerite, pon al entrevistador de tu lado.
  • Silencio: Utilízalo cuando sea necesario. Para (unos segundos), piensa y contesta. Así, tus respuestas serán más efectivas.
  • Gestos: La gesticulación potencia el discurso e incrementa su eficacia. 
  • Voz: El tono, el ritmo y la fluidez son armas poderosas para fortalecer la conversación.

3. Confianza

Demuestra a quien te entrevista  que lo que estás diciendo lo dices en serio y tu compromiso es un hecho. Dale ejemplos con situaciones concretas sobre tu integridad y confiabilidad. 

4. Empatía

Demuestra que estás escuchando a la otra persona y que respetas sus opiniones y que comprendes lo que está diciendo mediante la retroalimentación o feedback.

5. Mente abierta

Mantén en tus interacción una mente abierta y flexible. Esto te permitirá adaptarte mejor a todas las circunstancias y eliminar cualquier tipo de prejuicio o  creencias asumidas que impida que se dé una comunicación efectiva.

6. Respeto

El respeto lo manifestamos en aspectos como, respetar el turno de palabra, los silencios del otro, las preguntas si algo no se ha entendido y sobre todo la escucha.  

7. Feedback

Debes asegurarte que tu mensaje ha alcanzado a tu interlocutor. Esto puedes comprobarlo con una simple observación de su comunicación no verbal  (gesto de asentimiento, cejas abiertas y contacto ocular) y su comunicación verbal con expresiones que corroboran que el mensaje ha sido entendido.

8. El medio de la comunicación

Hoy en día son muchísimos los medios de comunicación que tenemos con la empresa: correo,  presencial, telefónica, video grabación u online. Aunque cada medio exige un escenario y una acción diferente, la escucha, la atención, la amabilidad o el feedback siempre están presentes.

 A partir de ahora comienza a aplicar estas herramientas en tu día a día para que el día que tengas otra entrevista de empleo, te sea muchos más fácil utilizarlas.