¿Son emprendimiento y familia como el agua y el acetite o puede compatibilizarse?

Me he encontrado en varias oportunidades con comentarios de miedo a desatender a la familia o incluso miedo al fracaso, donde la familia se pueda ver afectada. Y es totalmente comprensible que se tenga estos tipos de miedo, y podríamos decir que hasta sano, hasta cierto punto. Por que como ya sabrás, estos miedos son útiles para prevenir y prepararnos mejor.

Hartz Iv Too Many Children GIF - Hartz Iv Too Many Children Vicky Pollard GIFs

Por eso hoy quisiera hablarte del emprendimiento cuando tenemos familia (dígase hijos, parejas, etc.). Tenemos aún el mal concepto de que la persona emprendedora está sola en el camino, y esto no puede estar más lejos de la realidad. El verdadero secreto está en ir haciendo contactos, colaboraciones, etc; y cómo no, contar con el apoyo de la familia y su compañía.

¿Pero cómo podemos hacerlo, si nuestro proyecto nos exige tiempo y dedicación, así como nuestras familias? Pues aquí te dejaré 5 claves para que puedas aplicarlas.

  1. Crea una estrategia que te permita dedicarle tiempo a ambas partes (proyecto y familia). Con esto quiero decir que si ya existe una rutina, determina cómo incorporar el proyecto a ella. Podemos estar hablando de a qué hora le dedicarás tiempo, qué puedes delegar o que puedes comenzar a hacer. En definitiva, ver qué cambios puedes hacer que no afecte a los demás integrantes.
  1.  Tiempo para desconectar: Esto es una clave muy importante, tengamos o no familia, porque aunque no lo creas, hacer un STOP! En nuestro emprendimiento nos ayuda a continuar en el camino y no abandonarlo, porque evitamos estresarnos y frustrarnos. Por eso dedicar un día a la semana sin tocar el proyecto nos revitaliza y podemos dedicarlo a nuestros seres queridos y/o a nosotros mismos/as.
Linda familia divirtiéndose Foto gratis

3. Así como te digo una cosa, te digo la otra: otra gran clave es la constancia, esta es la que nos permite avanzar. Para ser constante necesitaremos comprometernos creando un hábito, y para crear el hábito debemos, en la medida de lo posible, determinar qué momento del día y cuántas horas nos dedicaremos sólo al proyecto.

4. Sin duda alguna contar con el apoyo de tu entorno familiar. Para sentirte seguro/a y evitar ese miedo al fracaso, véndele tu idea a tu familia. Si logras que crean en él, tienes un gran punto a tu favor. Y te será más fácil comunicarlo a tus clientes. Además, esto podrá ayudarte a ver ciertos puntos que no tomabas en cuenta y mejorar la idea.

5. Comunícate siempre y también busca escucharles. Sin duda alguna este proyecto es como un miembro más de la familia y es un cambio para todos. Por eso, transmitir tus ideas, avances, objetivos, emociones etc. te servirá para drenar y también para tomarlos en cuenta. Pero a su vez, tendrás que escuchar y atender sus preocupaciones, emociones y logros.

Siluetas de amigos felices saltando al atardecer Foto gratis

Como ves, se trata de buscar el equilibrio de estar con tu familia, atender a tu proyecto y no dejarte a ti mismo/a a un lado. Ciertamente puede que al inicio te sea un poco complejo, pero en el camino te aseguro que encontraras lidiar con ambas cosas. Para comenzar sólo debes crear la estrategia que consideres correcta.