¿Cuál es tu concepto del trabajo? Seguramente has oído infinidades de veces que debemos trabajar para vivir y no vivir para trabajar. Pero, cómo ponemos en practica este famoso dicho cuando tenemos arraigados tantos mitos (culturales o propios) de este concepto.

Claro que para crecer profesionalmente debemos hacer muchos esfuerzos, pero basar nuestra vida en los trabajos (o emprendimientos) no sólo genera estrés, sino que también nos aleja de nuestros seres queridos…e incluso de nosotros mismos, aunque cueste creerlo.

Por eso, hoy quiero que conozcas 4 mitos muy comunes que solemos tener en nuestros días a nivel inconsciente y que nos limitan en el desarrollo personal y profesional, para que puedas tener muchas más oportunidades de crecer en ambos aspectos.

–   Siempre debemos decir “si” a nuestros superiores o líderes:

Al contrario de esto, No se trata de quedar bien con ellos, sino de tomar las mejores decisiones para la empresa. Si consideras que no aporta nada positivo la idea que te piden ejercer, ten la iniciativa de debatirlo de forma asertiva y objetiva.

Retrato de hombre con mentalidad apuntando en su mente sobre el dinero Foto gratis

–  No se debe nunca hablar de dinero, porque parecemos materialistas.

Hay una realidad, y es que la parte monetaria es el resultado (y para algunos lo básico o necesario) de sus trabajos. Así que cada vez que necesites hablar de este tema (que sé que puede resultarte incomodo) hazlo con seguridad y respeto.

–  Si trabajo más horas, soy más productivo/a:

No necesariamente y la mayoría de las veces es todo lo contrario. Existen muchas técnicas de gestión del tiempo que te pueden ayudar a organizarte y/o aprovechar el tiempo de una forma más inteligente.

–  Nadie disfruta de su trabajo:

“Nadie”, no lo creo. Porque he conocido muchas personas que si lo hacen y siempre les he admirado. Han sido incluso fuente de inspiración de Auto Serendipia, porque seguramente hay algo que te apasiona y no le has sacado provecho aún. Por eso, te invito a que lo encuentres para que comiences a quitarte este mito de encima.

Muchos de los conceptos que tenemos ya integrados nos frena a realizar los cambios que debemos hacer para tener diferentes resultados. Y para muchos el crecimiento profesional es una meta. Para ello, lo mejor es deshacernos de ciertos mitos y plantearnos bien los objetivos necesarios para llegar a ellos.