Vale, ya has logrado descubrir el talento que tienes, eso que definitivamente te diferencia de los demás emprendedores o profesionales; y ahora quieres sacarle todo el provecho. Pero, ¿cómo puedes hacerlo, por donde empezar?

Esto me pasó, conocía mis habilidades y lo que me diferenciaba profesionalmente de otras personas e intenté “tirar flechas” sin ningún orden para sacarles provecho y no logré mucho ¿Por qué? Porque no hubo foco ni planificación de cómo hacerlo. hoy quiero darte 4 maneras en las que puedes explotar todo tu talento de una forma más segura.

1. Hacer, hacer y hacer.

La práctica hace al maestro, ¿Verdad? Si ese talento del que gozas ya lo has hecho consciente y estas intentando explotarlo, una de las primeras cosas que deberás hacer es dedicarle tiempo, aunque sea una hora diaria. Esto, además de perfeccionarlo, te permitirá descubrir, crear o mejorar tu valor agregado.  

2. Une fuerzas con tus similares

¿COMO?”. Si, puede tratarse de tu competencia o no. Te pongo un ejemplo: una persona que es aficionada de los videojuegos seguramente se trata con personas que tengan esta afición, o un abogado con más abogados…y así. Si mantienes contacto con personas que tengan un talento similar al tuyo pueden nutrirse de técnicas, información, colaboración, etc.

Puedes darle una vuelta a tu agenda del móvil para retomar contacto con ellos o asistir a networkings (online o presenciales) para conocerles.

3. Fórmate constantemente.

Mantente muy actualizado/a en ese tema en el que eres bueno y además te gusta. Atiende también tus habilidades, esas que has desarrollado y las que debes fortalecer o desarrollar. De esta manera podrás estar al tanto de todo lo que ocurre y utilizarlo a tu favor, dándole tu toque de valor.

Hoy en día podemos utilizar muchas maneras de hacerlo. Desde la formación online (mientras sea posible, claro está) hasta herramientas como Google Alerts que te notifica cada vez que sale alguna novedad con las palabras claves que le pidas.

4. Toma riesgos calculados.

¿Por qué te lo recomiendo? Porque te obliga a salir de tu zona de confort minimizando los riesgos, que ya sabemos que la comodidad está muy bien, pero los emprendedores debemos salir de ella muchas veces para progresar. Y en un mundo donde todo avanza a pasos agigantados, adaptarnos a ello sólo lo podemos lograr haciendo cosas diferentes e innovadoras. Además esto nos permite autodescubrir nuevas capacidades con las que contamos.

5. Aprende de los errores.

Cometer errores, aunque no lo creas, no tiene que ser visto como un error, así que no temas equivocarte. Sé que a veces no es frustrante, sin embargo también tenemos la opción de observar el error lo más objetivamente posible y encontrar el aprendizaje que hemos obtenido de él. Además así reforzarás y explotarás mejor tu talento.

En definitiva, hay muchas vías en las que podemos explotar nuestro talento y sacarle todo el partido. Utilízalas para avanzar o crear ese proyecto o en tu trabajo para tener mejores resultados.

¿Cuál talento has descubierto que tienes? Te leo en los comentarios.